01 Descubrir la otra Grecia

PELOPONESO

Ya sabemos que en Grecia es imprescindible visitar Atenas y su Acrópolis, que sus islas son estupendas (Mikonos, Santorini, Delos…), pero hay que reservar unos días para descubrir a fondo el Peloponeso, una de las regiones más completas e interesantes del país, cuna de nuestra cultura europea. En esta península unida al continente por el itsmo de Corinto, encontramos lugares como Olimpia, donde habitan los dioses, Esparta, Micenas, Epidauro, cuna de la medicina científica, o Mistrá, así como otros muchos pueblos de piedra y montes coronados por la nieve.

02 Arquitectura y gastronomía con estrella

AARHUS (DINAMARCA)

La segunda ciudad más importante de Dinamarca siempre ha vivido a la sombra de Copenhague, pero el año que viene se convertirá en protagonista –será Capital Europea de la Cultura y Región Europea de Gastronomía– y se está preparando para la ocasión. Es el momento de visitarla antes de que la descubra (e invada) los circuitos más turísticos.

Aarhus puede resultar estupenda para quedarse unos días o, al menos, para escaparse desde Copenhague y descubrir sus excelentes restaurantes y su animada vida nocturna, gracias a su condición (y población) universitaria. Pero la ciudad ofrece mucho más: playas en las afueras para el buen tiempo; senderos para recorrer los bosques que se extienden en sus alrededores y un gran museo de arte, que se reconoce fácilmente por su original y translúcida pasarela de colores.

03 500 años en el ‘Ghetto’

VENECIA

La ciudad italiana no pierde atractivo, se mantiene entre los destinos soñados por todos los viajeros. Ni los problemas ecológicos a los que se enfrenta, ni la saturación de turistas en ciertos momentos del año ha restado interés y encanto a este grupo de 124 islas donde los venecianos consiguieron levantar un imperio naval que dominó el Mediterráneo. Venecia, con sus edificios de mármol y sus románticos canales y puentes, sigue siento una de las ciudades más bellas del planeta.

En 2016 hay una buena excusa para revisitar la ciudad: la celebración del quinto centenario del Ghetto, el antiguo barrio judío, una isla en medio de Venecia donde, en un espacio limitado, se desarrolló la cultura hebrea. El aniversario se celebrará con una gran exposición sobre su historia en el Palacio Ducal. Puede ser un buen momento para conocer el Museo Judío y las sinagogas, recién restauradas, o disfrutar de El mercader de Venecia, de Shakespeare, que se representa por primera vez en el barrio.

04 Lo último en arte rupestre

LA DORDOÑA (FRANCIA)

En la región de la Dordoña, en el centro de Francia, saben vivir bien. Entre bosques frondosos y campos verdes, se disfruta de una gastronomía fantástica. Es también tierra de castillos, ciudades y pueblos medievales, con buenos restaurantes, mercados de fin de semana rebosantes de foie, trufas, nueces y vinos exquisitos. Un destino sibarita que hace la competencia a regiones más frecuentadas, como la Provenza, pero con menos trasiego de turista y cien por cien auténtico. Los franceses la llaman Périgord y desde hace años son muchos los extranjeros, sobre todo británicos, que pasan sus vacaciones aquí.

05 Sorpresa en Ucrania

LEÓPOLIS

Aislada de la crisis bélica en el este de Ucrania, la ciudad de Leópolis, al oeste del país, muy próxima a la frontera con Polonia, vive un próspero crecimiento turístico. Ciudad acogedora de aire centroeuropeo, este año tiene programados más de cien eventos culturales, algunos de ellos dedicados al café, a la independencia ucraniana, al jazz… Leópolis (Lviv en ruso) es el corazón cultural de Ucrania y su plaza Rynok el bullicioso centro de la ciudad. En medio, enorme, se alza el ratusha(ayuntamiento), mientras el aroma a café recién molido inunda la plaza desde las legendarias cafeterías de Leópolis, que en verano despliegan las mesas de sus terrazas sobre los adoquines de la época de los Habsburgo, junto a viejos tranvías del periodo soviético. Hay que sentarse, pedir un café y empaparse del ambiente.

06 En casa de Shakespeare

WARWICKSHIRE (REINO UNIDO)

En el centro de Inglaterra todavía se puede encontrar apacibles paisajes rurales, incluso alrededor de una gran ciudad como es Birmingham. Es el caso del condado de Warwickshire, de bucólicas colinas y castillos, que este año, además, está de actualidad por una de sus localidades históricas, Stratford-upon-Avon, cuna de William Shakespeare, de cuya muerte se celebra este año el 400 aniversario. Todo aquí gira en torno a su figura: museos, exposiciones, casa históricas y, por supuesto, el Shakespeare Memorial Theatre, con una intensa programación de representaciones por parte de la Royal Shakespeare Company.

07 Buitres, medievo y capital ‘gastro’

EXTREMADURA

Los europeos comienzan a interesarse por una España que no es exclusivamente sol y playa. En la península quedan regiones muy poco conocidas para los viajeros internacionales, como Extremadura, a las que acuden para disfrutar de una España sin estereotipos. Así lo reconoce el prestigioso ranking Best in Europe de Lonely Planet, gracias a joyas medievales como Trujillo y Cáceres, a lugares únicos como la ciudad romana de Mérida e incluso a una naturaleza con espacios originales como el Parque Nacional de Monfragüe, que reciben cada año más visitantes internacionales.

08 Costa salvaje en Tenerife

CANARIAS

Tenerife es uno de los destinos más populares del mundo y, a simple vista, podríamos pensar que poco tiene ya por descubrir. Pero no es así: basta con alejarse de los resorts del todo incluido para contemplar formidables paisajes volcánicos, pueblos pesqueros que nos hacen pensar en otra época y, sobre todo, impresionantes acantilados.

Muchas de estas joyas naturales se ubican en la costa oriental de la isla, como en Abades, un tranquilo pueblo pesquero dominado por una extraordinaria leprosería, o en El Médano, donde se conserva la mejor playa natural de la isla, partida en dos por un cono volcánico. Pero para huir realmente del mundanal ruido hay que adentrarse en el imponente macizo de Anaga, al noreste, cuyos lugareños aún se quedan mirando a los turistas con cara de sorpresa. Este parque rural, declarado Reserva de la Biosfera, conserva sus valores naturales de manera excepcional, con numerosos endemismos en su flora y fauna. Se puede recorrer gracias a senderos bien señalizados.

09 Ecoturismo entre molinos

TEXEL (PAÍSES BAJOS)

La región holandesa de Waddenzee, donde Europa se funde casi imperceptiblemente con el mar del Norte, está declarada patrimonio mundial. Estas originales marismas se encuentran salpicadas por las islas Frisias, entre las que Texel, la de mayor extensión, se ha convertido en un agradable destino ecoturista para holandeses y alemanes. Sus 25 kilómetros de longitud (por nueve de anchura) invitan a largos paseos por arenales hermosos y solitarios, disfrutar de actividades al aire libre de todo tipo –cuenta con una estupenda red de carriles bici– y observar la fauna en tierra o a bordo de un barco. Hay alojamientos muy atractivos para desconectar durante unos días y buena comida: el pescado ahumado es increíble.

10 Dalmacia desconocida

CROACIA

Muchos de quienes viajar a Croacia descubren que Dubrovnik y Split son preciosas, pero también que están algo saturadas de turistas. La hermosa costa de Dalmacia conserva, sin embargo, otras muchas ciudades de gran encanto y menos transitadas. Como Zadar, una urbe a orillas del Adriático de ambiente sencillo y sin pretensiones, pero con una historia y vida cultural muy interesantes.

Entre sus atractivos figuran dos instalaciones del arquitecto Nikola Basic –Greeting to Sun y The Sea Organ– y, en la cercana isla de Murter, el Festival de los Jardines, que reúne cada año a los mayores talentos mundiales de música electrónica.

Fuente: Elpaís